¿CÓMO PIENSA EL CEREBRO DE UN #ABOGADO? · Inteligencia Emocional

Wolters Kluwer en su Diario La Ley – legal management-me presta la oportunidad para, desde mi experiencia profesional como abogado y consultora en creatividad innovadora, sugerir esa transformación tan necesaria para la abogacía del SXXI.

La inteligencia emocional nos permite conocernos mucho mejor, y así dar lo mejor de nosotros mismos como profesionales de la abogacía, “¿Cómo piensa el cerebro de un abogado?” aborda esta cuestión de una manera práctica y muy útil.

Diario La Ley, Nº 8863, Sección Tribuna, 15 de Noviembre de 2016, Editorial Wolters Kluwer

“El perfil del abogado se caracteriza por su autonomía, por su predisposición a afrontar retos y por estar orientado al éxito y al crecimiento permanente.”

Carlos León


En nuestra profesión como abogados realizamos principalmente dos funciones que requieren de una especial atención: resolver problemas y tomar decisiones. Para esto el cerebro que más usamos es el Neocórtex, en concreto el Córtex Prefrontal encargado de la razón. Sin embargo las emociones, instaladas en el Sistema Límbico, nos impiden realizar estas funciones profesionales con suficiente eficiencia, por ello conocer nuestra Inteligencia Emocional y aprender a gestionar las emociones es fundamental para nuestro mejor desempeño como abogados.

 ¿Es cierto que nuestro cerebro de abogados es diferente al del resto de los mortales?

¿Es cierto que los abogados tenemos la mente cuadriculada?

¿Es cierto que…?

Estoy segura de que estas preguntas y otras de este tipo te quitan el sueño …. jajaja….

Sin más te podría dar unas respuestas rápidas:

A la primera, sí que es cierto que nuestro cerebro es diferente al del resto de los mortales, porque los abogados somos superhéroes y consecuentemente somos inmortales.

Y a la segunda, sin ánimo de dañar sensibilidades y acogiéndome al tópico, los de la mente cuadriculada son los alemanes, no los abogados. Jajaja….

Esto es broma, lo que sí es más acertado es la descripción del perfil de los abogados que nos brinda Carlos León:

“El perfil del abogado se caracteriza por su autonomía, por su predisposición a afrontar retos y por estar orientado al éxito y al crecimiento permanente.”

¿Estás de acuerdo?. Con nada que pienses seguro que podrías añadir más calificativos, pero esta es una buena descripción que nos lleva a pensar en los dos grandes restos que día a día afrontamos todos los abogados:

  • Resolver problemas, algunos más complejos que otros, y
  • Tomar decisiones eficientes, esto es, tratar de equivocarnos los menos posible.

Ahora te explico, pero antes de continuar vamos a hacer un pequeño calentamiento.

…… Sigue leyendo el artículo en este enlace a el Diario La Ley. Legal Management

 

(El artículo contiene técnicas y ejercicios que te ayudarána vivenciar, y además te divertirás experimentando.)

Ya me lo cuentas ¡¡¡

Cristina Ruiz Por Cristina Ruiz
sígueme

Abogada · Consultora en Creatividad Innovadora.

About me

@CristinaMRuiz

linkedin.com/in/cristinaruizperez

Anuncios

La rueda de la vida para los objetivos profesionales del abogado

´La rueda de la vida para los objetivos profesionales del abogado’ es una entrada que tengo publicada en el sitio web del Consejo General de Abogacía Española CGAE, blog Gestión y coaching, en el que tengo el honor de colaborar habitualmente, intentando aportar el mayor valor para la profesión.

En este artículo trato de aportar un granito más, de la mano del coaching, en esta lucha por conseguir los objetivos profesionales y las metas personales.

Se trata de comprobar que el objetivo que te has planteado está bien formado, esto es:

  • por un lado, que no sólo puedes conseguir el objetivo, sino que, además,
  • cuando lo consigas, dicho objetivo no interferirá problemáticamente en otras áreas de tu vida.

Para conseguir objetivos y metas en vida personal una herramienta conocida y muy utilizada en coaching es la ‘rueda de la vida’, que puede aplicarse a en el ámbito profesional como ‘La rueda de la vida para objetivos profesionales‘, con la que conseguiremos tener una visión general y global de nuestra vida e identificar posibles desequilibrios.  El ser consciente de éstos nos permitirá definir nuevamente objetivos que contribuyan a mejorar el área más débil. Además, conseguiremos un engranaje perfecto facilitando que ‘la rueda’ gire, lo que significa él éxito en la consecución de nuestros objetivos profesionales, y también de nuestras metas personales, que indudablemente deben ir ligados.

Puedes continuar leyendo el artículo en este enlace al Blog Gestion y Coaching del CGAE.

Tiene un enfoque muy práctico, seguro que te resultará de gran utilidad.

Ya me lo cuentas ¡¡¡

Cristina Ruiz Por Cristina Ruiz
sígueme

Cristina M. Ruiz Pérez

Abogada · Consultora en Creatividad Innovadora.

About me

@CristinaMRuiz

Empatía, cada vez más importante en la relación abogado y cliente · Gestión del Talento · Legal project coaching

Cada vez es más importante la empatía. No basta con que seas un tipo genial sino que tu cliente te vea accesible y generes confianza en él. Sin empatía un abogado no puede demostrar lo que sabe.

Eduardo Berché

Empatía es ponerse en el lugar del otro, es ser capaz de percibir lo que nuestro cliente puede sentir. Es un sentimiento de participación afectiva sobre la realidad que afecta a otra persona, a nuestro cliente.

La empatía se integra en esa Inteligencia Emocional, que nos permite desarrollar nuestro talento y nuestras competencias sociales como profesionales de la abogacía.

  • Teniendo conciencia de los sentimientos y necesidades de los demás.
  • Siendo capaces de comprender. De captar los sentimientos y perspectivas de los demás en general, y de nuestro cliente en particular, e interesarnos activamente en ello.
  • Anticipándonos, reconociendo y satisfaciendo las necesidades de las personas.
  • Potenciando y aprovechando las diferencias que nos ofrecen los distintos clientes para enriquecer nuestra labor jurídica y social.
  • Y tomando conciencia social, haciéndonos capaces de captar las diferentes corrientes emocionales y relaciones de poder de un grupo.

Cuando esta empatía trasciende y no sólo somos capaces de ponernos en el lugar del otro, sino que además somos capaces de experimentar cómo piensa o cómo va a reaccionar, entonces, estamos tomando conciencia social.

Cuando además, conseguimos relacionarnos con el otro -nuestro cliente- a nivel no sólo verbal, con carisma, con influencia, y preocupándonos por sus necesidades y actuando, entonces tendremos una aptitud social.

Conciencia social y aptitud social conforman nuestra Inteligencia Social.

Reconocer las emociones de los demás -empatía-, percibir lo que sienten, sus motivaciones, sus necesidades -conciencia social -, y actuar en consecuencia -aptitud social-, es generar el compromiso de las personas.

Desarrollar nuestro inteligencia emocional y social como abogados es conseguir la ansiada confianza del cliente.

Cristina M. Ruiz Pérez

Abogado · Consultora creativa

‘Legal project coaching’ (Descarga el documento)